Una etapa con demasiados obstáculos

Una etapa con demasiados obstáculos

Arrancó la Garmin Titan Desert 2019 con un récord de participantes en una edición con mucho nivel. En el equipo de Naviera Armas sobresale Moises Dueñas, ex ciclista profesional y natural de Béjar, que llega para volver a competir de nuevo en una prueba que ya conoce de años anteriores, pues siempre estuvo entre los diez primeros de la clasificación general.

La primera etapa de esta Titan Desert tenía como recorrido Merzouga-Merzouga con 109 kilómetros y 800 metros de desnivel, empezando con un paso de dunas a pocos kilómetros de la línea de salida y contando con un tramo de navegación. Dueñas sufrió la rotura de la roldana nada más empezar, en concreto, a los diez kilómetros, por lo que tuvo que bajarse de su bicicleta para encajar la cadena en la roldana que le quedaba para poder continuar, haciéndose una herida en uno de los dedos de la mano.

“Pensé que mi Titan Desert se había acabado en ese kilómetro, pero con paciencia pude arreglarlo y recortar posiciones hasta volver a la cabeza de carrera”, explicó al acabar.

El de Béjar siempre estuvo entre los seis primeros clasificados y llegó a ir durante algunos kilómetros en la tercera posición, aunque con la roldana rota y el calor la cadencia bajó y acusó el calor del desierto, lo que hizo que en el último tramo bajara la velocidad, haciéndose con el sexto puesto pese a todos los obstáculos. El campeón de la primera etapa fue Josep Betalú.

El pago de dicha inscripción es una aceptación de las condiciones de carrera.